La pregunta de Emma

Posted on mayo 27, 2008

1


Ayer tomé un café con Emma, y me comentó qué le habían parecido las primeras 98 páginas de algo así como una novela/guión que llevo unos meses escribiendo.

Ella acaba de publicar su segunda novela (“Cartas desde la ausencia”, seix barral, Emma Riverola) hace apenas unas semanas, y sin lugar a dudas es un buen árbol al cual arrimarse en búsqueda de orientación cuando uno decide intentarlo y, casi cien páginas después, se siente un poco desorientado sobre si debería escribir cien páginas más, darlo por finiquitado, reorientarlo, o demás opciones similares.

Me esperaba que me dijera algo como “No está mal, creo que ahora mismo lo que deberías hacer es…” y entonces escuchar alguna idea o consejo definitivo, acertado y concluyente. No fue del todo así. Básicamente, me dijo que le había gustado mucho, pero… (efectivamente, vino un pero) “hay algo que no me ha quedado del todo claro. Las historias están muy bien, algunas me han gustado más que otras, lógico, resultan fáciles de leer, pero… me ha quedado una duda: ¿qué quieres contar exactamente con éste libro? ¿Que estás buscando exactamente?”.

Es curioso como alguien, con una pregunta, puede dar un consejo tan bueno. Tardé en responder, mejor dicho, en intentar hacerlo. Luego, cuando llevaba un minuto parloteando, concluí lo que ya era una obviedad: aún no lo tengo claro. Precisamente ahora hace casi un año que, en una reunión previa a filmar un documental con TV3, el jefe de documentales me planteó una pregunta similar, y tardé cerca de dos minutos en -intentar- explicar cual era la historia que quería contar. Aún no la había encontrado, como ahora. Porque cuando la encuentras eres capaz de explicarla en apenas unos segundos. Te viene a la mente de manera casi instantánea.

Y así ha de ser, porque esa respuesta -la historia- es la única certeza que vas a tener en tus manos cuando las mil incertidumbres que rodean todo proyecto te avasallen en el momento mas inesperado: cuando te preguntes si la cámara debe de colocarse aquí o allá, si el plano ha de ser corto o general, si una secuencia ha de ser descartada o no, si hace falta profundizar en un personaje o no…

O si, 98 páginas después, hay que seguir en una dirección u otra.

Estoy en ello. Voy releyendo poco a poco lo que he escrito. Sigo buscando una respuesta a la pregunta de Emma.

Posted in: General