Paco Gómez (1918 – 1998)

Posted on julio 13, 2010

0


pacoGomez

Pienso y escribo esto en un tren, hojeando un libro de fotografía, segundos después de tropezarme con las ocho cifras que encorsetan de manera inamovible los años en que vivió el fotógrafo que lo firma (y que le da el título a este post).

Es curioso, observar como gestionamos nuestra percepción de la temporalidad de la vida. Nos cansamos de leer libros de autores cuyo nombre viene acompañado de dos números, que delimitan el espacio temporal en que transitaron por aquí. Estudiamos las vidas de genios pintores, filósofos o músicos, siempre en pasado. Lo hacemos asumiendo con total normalidad que todas esas vidas se iniciaron y acabaron en algún momento. Sin embargo, cuando se trata de nosotros mismos, nos resulta francamente incómodo imaginarnos limitados, ya en pasado, con una fecha de inicio pero también una fecha final.

Tal vez sería bueno recordar con más frecuencia la inmensa temporalidad de lo que somos. No para amargarnos, no. Más bien para recordarnos casi a diario que, en la vida, estadísticamente hablando, lo raro es estar vivo. Lo normal es o estar por venir o haber pasado ya.

Idealmente, haber pasado con algún tipo de aportación positiva al mundo. Con algo que justifique la aparición de nuestro nombre en un libro, junto a dos fechas que delimiten nuestro inicio y nuestro fin. Sin más.

Posted in: General